Foro mecanica Gilera

oct 30 2014

La Gilera Custom de Diego (Ciudadela)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Diego para contarnos sobre su Gilera. Reporta que se trata de una Super Sport aunque las fotos indicarían otra cosa.

La compré super destruida y ya llevo 1 año modificando y mejorando espero que les gustes porque a mi me da mucho placer andar en ella aunque a veces tenga ganas de prenderla fuego.gracias.

Por cualquier contacto pueden escribirle a elboys76@yahoo.com.ar



A 1 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

No hay comentarios

oct 25 2014

La Gilera Super Sport de Gustavo (Monte Grande)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Gustavo para contarnos sobre su Gilera Super Sport

Hola,la moto pertenecía al abuelo de mi yerno. Estuvo en un galpón durante muchos años sin usar. Estaba completa no le faltaba nada, la desarmamos y poco a poco la estamos restaurando por suerte nos falta muy poco.

Mandamos a pintar el cuadro los guardabarros el tanque, cromamos las llantas, el manubrio (bigote) todas las tuercas ciegas, el escape completo, pulimos el motor con lija fina y luego pasta y le compramos las cubiertas y cámaras nuevas.

Por cualquier contacto pueden escribirle a gustavo_sevilla@live.com.ar

 

A 6 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

No hay comentarios

oct 20 2014

La Gilera 200 Extra de Diego Federico (Loma Bola, La Paz, Córdoba)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Diego Federico para contarnos sobre su Gilera 200 Extra

La consiguio un amigo. Cambie horquilla por una de puma 98.

Por cualquier contacto pueden escribirle a diego_vil22@hotmail.com



A 6 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

Un comentario

oct 15 2014

La Gilera Sport de Paisano_35 (Buenos aires)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Paisano_35 para contarnos sobre su Gilera Sport

La compré por Mercadolibre en la plata. Le hice restauración total

Por cualquier contacto pueden escribirle a arieloscarcondes@gmail.com

 

A 8 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

3 comentarios

oct 10 2014

La Gilera Super Sport Custom de Eduardo (Buenos Aires)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Eduardo para contarnos sobre su Gilera Super Sport

Me la regalo mi tia cuando tenia veinte años y estaba destruida. La traje desde Resistencia con una camion casi desarmada. De a poco la fui armando y quedó.

Le hice de T O D O !!! jajaja

Por cualquier contacto pueden escribirle a egulesserian@hotmail.com



A 7 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

No hay comentarios

oct 05 2014

Las Gileras 150 Sport y Spring Country de Adolfo Lopez Marti (San Juan Argentina)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Adolfo Lopez Marti para contarnos sobre sus Gileras.

La compre a los dos Gileras hace un mes por la pagina web de compra en San Juan. La conseguí a muy precio y en muy buen estado. Soy un fana de Gilera y estoy feliz de tenerlas. A la 150 Sport le conseguí el porta patente, el farol completo, el cebador original, el calco del tanque y el manubrio completo. A la Sprint le consegui la cresta, el asiento original. Todavia no empiezo con los arreglos, por mi actividad laboral pero en agosto o stiembre arranco

Por cualquier contacto pueden escribirle a lopezmartiadolfo@yahoo.com.ar



A 8 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

No hay comentarios

oct 05 2014

Una vieja Gilera me hizo descubrir caminos impensados

Publicado por en 1. Anuncios

Una Vieja Gilera

En agosto del año pasado salió publicada esta nota en la sección Mundos Intimos de Clarín. Si bien el contenido sigue disponible en http://www.clarin.com/sociedad/vieja-Gilera-descubrir-caminos-impensados_0_984501663.html desde entonces Clarín cambió el sistema de comentarios y los mensajes del año pasado ya no figuran publicados, lo cual es una lástima por las contribuciones, datos y  las devoluciones de mucha gente sobre las Gileras.

Así que acá va el texto completo de la nota y  a continuación, los comentarios originales cargados en Clarin.

Una vieja Gilera me hizo descubrir caminos impensados

Comprar una moto antigua, oxidada, sin papeles, no indica necesariamente algo sobre la estabilidad mental del comprador. Ahora, si el comprador no sabe andar en moto y su máximo logro en manualidades fue colgar torcido un perchero de fibrofácil, el panorama podría ser absolutamente diferente. Corría el 2004 y yo estaba atravesando algún tipo de crisis o quizá me enfrentaba a mis miedos: la única experiencia en dos ruedas había sido a los quince años y terminé colgado en un alambrado. Entonces, al ver un cuadro oxidado, el esqueleto de un sillín monoplaza y las curvas de un tanque descolorido, no me sentí amenazado, sentí que yo era capaz de adivinar su belleza y rescatarla.

El dueño me dijo que era una moto italiana con pocos faltantes. Le di los 1400 pesos que pedía y la subí a un flete. Ahí empecé un recorrido por varios mecánicos. Todos la rechazaban con el mismo argumento: iba a llevar mucho tiempo y les rendía más trabajar con las motos chinas.

Uno de esos mecánicos me sugirió “Yo en tu lugar le tiro un cable, una lamparita y la uso de velador… alta onda”. Dejé pasar unos segundos a ver si se reía pero no… lo había dicho en serio.

Estaba a punto de resignarme cuando un mecánico me aceptó la moto más por nostalgia que por negocio. Dijo que era una Gilera de los años cincuenta, que no era italiana sino que había sido fabricada en el país, más específicamente en una fábrica ubicada en Carlos Spegazzini. Esa fábrica había tenido más de 500 empleados y una pista de pruebas. “ Ahora atornillan tres piezas y dicen que están fabricando… En Spegazzini se encargaban desde la fundición de los metales hasta el montaje final”, dijo. La moto no podía estar en mejores manos.

Por mi parte empecé a recorrer cuevas en busca de los faltantes: Pájaro Cycles, Roma Sport, Moto Córdoba. Algunos de estos lugares eran atendidos por gente paciente y cordial. En otros como Moto Córdoba había que pagar derecho de piso. Su dueño, Víctor, el primer día me echó por pedir una rebaja del 10% en un pulsador de bocina. Pero de tanto pasar me gané su confianza. Podía quedarse hablando conmigo horas sobre la exportación de la Gilera Gina a Estados Unidos.

Aprendí a manejar por la noche en las cocheras de un edificio de oficinas. No fue fácil lograr confianza.

Primero estaban mis miedos. Luego, los problemas típicos de una moto tan antigua recién puesta en marcha: los cambios patinaban, el carburador no regulaba bien, el aceite brotaba por las juntas y el escape llenaba la cochera de humo blanco. Tardé un mes en domarla y no creo que exista una palabra más precisa.

La primera vez que salí a la calle s entí que se despertaba una euforia contenida. El viento en la cara, los sonidos, los olores y la vibración salvaje del motor. También sentí que la gente me miraba. Pensé que era por el ruido o el humo. Entonces un tipo en un camión de sodas bajó la ventanilla. “Huevo”, gritó.

Me empezó a hervir la sangre, ya pensaba decirle “Más huevón tu hermano”.

Entonces el tipo agregó “A esa Gilera le decíamos huevo, por el tanque”. Sonreí, avergonzado. Todos los sábados salía un rato y las charlas de semáforo se repetían. “Mi viejo tuvo una”, “Aguante la Gilera”, “¿De qué año es?”. Una vez me paró un policía y yo temblaba por la falta de papeles pero el oficial sólo quería mirar la moto y contarme la historia de la Gilera 300 patrullera.

Empecé a tomar conciencia de que había algo relacionado a esa marca en particular y a la gente, quizás una emoción por el último vestigio del orgullo en la industria motociclista local.

Decidí sacar fotos y armar el blog gilera150.com.ar . Por el número de serie, un visitante me confirmó que mi moto era una Sport de 1957 y le pasé estos datos a un gestor para el reempadronamiento. Un mes más tarde tuve cédula verde y patente.

Usaba la Gilera con frecuencia pero los paseos todavía resultaban accidentados.

Se descargaba la batería, se empastaba la bujía, saltaba la cadena, se aflojaba el centro de la canasta del embrague. El remolque del seguro tardaba varias horas, así que terminé armando un kit de herramientas que entraba en la guantera lateral y aprendí a resolver muchos problemas mecánicos para salir del paso.

En la calle me cruzaba con otras motos clásicas: Vespa, BSA, BMW, Norton, pero nunca una Gilera. Entonces decidí convocar un paseo de Gileras en Capital. Dos o tres personas confirmaron pero luego no vino nadie.

Volví a casa algo decepcionado.

Un mes más tarde publiqué otra convocatoria. Esperé media hora, una hora pero tampoco vino nadie. A diferencia de la vez anterior, salí a pasear solo y mientras circulaba me acordé de algo que había leído sobre Eisenhower y su concepción de las autopistas en Estados Unidos: la planificación debía considerar un traslado conveniente, directo y económico entre dos puntos. Ahí entendí que mi crisis estaba relacionada con abandonar la comodidad de los caminos hechos y superar esa lógica perversa de la conveniencia. A mi regreso escribí todo esto, poniendo énfasis en la mística y el orgullo de tener en marcha una moto clásica, hermosa y fiel que me daba además la posibilidad de recuperar una identidad olvidada en el tiempo.

Empecé a recibir emails y comentarios. Llegaron fotos de todas las provincias, padres y abuelos montando Gileras. En lugar de contar mi experiencia, el blog pasó a contar un recuerdo colectivo. Me emocioné con las fotos, con los testimonios de operarios de la fábrica, con la historia deportiva de Chiche Caldarella y con la hazaña de Alfredo Sebe, que en 1956 viajó de Buenos Aires hasta Nueva York a bordo de una Gilera 150.

La actividad del sitio era impresionante pero virtual y yo no podía sacarme de la cabeza esta idea de circular con otras Gileras. Insistí con la convocatoria. El día indicado estaba esperando en la estación de servicio de Libertador y Pampa cuando escuché un ruido inconfundible. Me asomé y vi llegar una 200 Gran Turismo. A bordo, un tipo llamado Carlos. Después llegó una 175 Giubileo, montada por Poio.

Estos dos gileristas y grandes personas fueron un apoyo fundamental para organizar muchas de las cosas que vinieron.

La segunda salida juntó diez motos, ahí aparecieron Ranguli con su Gilera Macho, Claudio y Leo en 215, Nico con una Spring y Hugo en una Sport. Toda gente entrañable y solidaria.

Cada tres meses salíamos a distintos puntos del Gran Buenos Aires y llegamos al tope de cuarenta Gileras en una salida a La Reja, en agosto de 2009. Es imposible describir lo que se siente frente a una columna de cuarenta motos. El tráfico se abría para dejarnos pasar, la gente salía de los negocios y nos sacaba fotos. Yo miraba para atrás, a esa formación kilométrica de locura en dos ruedas y me desbordaba de emoción.

De alguna forma no lo podía terminar de creer. Los años anteriores habían sido años de encierro solitario, tipeando textos frente a la computadora y ahora, ahí estaba, en un giro absoluto, formando parte de algo grande, colectivo, auténtico.

Más allá del grupo, la conciencia de haberme convertido en otra persona la tomé un domingo de invierno. Habíamos juntado una gran cantidad de gente en San Vicente y volvía solo, ya de noche, bajo la llovizna. Estaba agotado, mojado, muerto de frío, los dedos quemados por una bujía. Me paró un semáforo. A mi lado, una camioneta moderna, una familia regresando de algún country.

El hombre conducía sobre un asiento mullido, la mujer maniobraba con la calefacción, los chicos miraban dos pantallas empotradas en el techo. Yo afuera, en el desamparo solitario del frío y la lluvia no estaba en la mejor circunstancia, pero igual pensé “ Cómo puede vivir así la gente ”.

Mi vida social pasó a estar centrada en las Gileras. No había para mí personas más variadas e interesantes que el grupo que había conocido por las motos. Recibía llamados telefónicos, iba a una choripaneada, respondía mails todos los días, sacaba fotos para un libro, pasaba horas con un mecánico de Gileras y amigo llamado Lovizio, me invitaban a volar en un Biplano Fleet por Azul, prestaba mi moto para una campaña de lencería, el Garage TV me entrevistaba para el exterior, y más.

Claro que no todo era diversión.

Mi moto tenía sillín y no podía llevar a mi novia que llegó a odiar el olor a aceite y a nafta como si hubiera sido el perfume de otra mujer. Y después las responsabilidades típicas del lugar que ocupaba. Los comentarios del sitio, que inicialmente habían sido felicitaciones, empezaban a ser también reclamos: si olvidaba el nombre de un gilerista entre decenas era un desconsiderado, si decidía moderar un comentario era un dictador, si en una formación de cuarenta motos alguien se demoraba y yo no paraba a los cuarenta, no tenía código de camaradería, si en el sitio no aparecían suficientes Gileras 215, estaba discriminando. A veces l os reclamos eran tan absurdos que ni sabía cómo responder. Una vez me hicieron responsable por una indigestión tras el almuerzo en un puesto de ruta. La situación directamente me superó tras subir con bastante inocencia el video publicitario de una marca de ropa donde aparecían Gileras. El argumento era así: joven andrógino circula en moto por la ruta hasta quedarse sin nafta. Pasa una pandilla a bordo de Gileras y le ofrece nafta. El andrógino se ofende sin motivos aparentes y les prende fuego. Las Gileras arden. En lugar de tomar el comercial con humor, las reacciones en el sitio fueron desproporcionadas. Empezaron con insultos y amenazas y hasta hubo una propuesta de salir a quemar los locales de ropa.

El dueño de la marca y la gente involucrada en el video se acercaron al sitio a responder las críticas y calmar los ánimos.

Llegando al 2012 me pareció que pasaba más tiempo aclarando malentendidos frente a la computadora que andando en moto y decidí dar un paso al costado. La sensación fue muy parecida a los regresos de las salidas Gilera: caen las últimas horas de una jornada memorable y volvés comiendo ruta con un grupo de motos, el sonido sumado de los motores compone la música perfecta para tu estado de ánimo. Ves los carteles y sabés que tenés que bajar pero una parte tuya siempre va a quedar en el camino.

Tuve la ocasión de manejar una Harley por la Ruta 66, una Honda Shadow por el puente de las 7 millas, crucé humedales en una 1200 y recorrí el sur de Brasil en una Kawasaki KZ1000 Shaft. Cada experiencia fue única e irrepetible pero estoy tatuado a fuego por esta Gilera de 1400 pesos que me rescató cuando estaba tan confundido para pensar que las cosas eran absolutamente al revés.

Comentarios

Restaurando Clasicas | 25
amigo mio, porque es asi, la vida no es la culpable sino las personas que dejamos que nos rodeen, siempre es buen momento si uno lo decide, dar un paso al costado, con mucho esfuerzo lograste todo lo que te propusiste, y como tu decision es respetable , tambien desde mi humilde espacio, voy a festejar tu regreso. un abrazo grande adrian lovizio

Carlos Del Pino | 7
Que lindo Ronni, me volviste a la Argentina, en los 60, Antes de tener registro, la Puma de mi viejo (Bicicleta gorda), a los 18 una puma a compartir con mi hermano, (un escritor tambien) casi 44 años en EEUU ahora ando con una BMW vintage año 82 R100, esta semana se fueron mis tres sobrinos, el mayor motociclista, alquilamos una Harley para el y yo disfrute el paseo de 5 horas con mi BM’ grandioso. Saludos a los muchachos motociclistas de Argentina, anden con cuidado y disfruten, yo a casi 68 todavia lo hago. Gracias por tu nota, un abrazo.

Miguel Saffores | 0
Mi primer Gilera la huevo 150 y la segunda la 150 ya fabricada en Argentina, las dos un fierro.
Julio Sosa | 0
CARLOS PINO ,T HISTORIA E COMO L MIA , 44 ANOS EN USA , EN LOS 60 POCEIA UN ISO 150 , CRIEIA QUE ERA E REY D L RUTA, HOY EN USA PODRI TENER L MOTO QUE QUIERA , PERO C L ANOS ME LLEGO EL MIEDO , ESTOY MAS SEGURO EN MI MOSTANG CONVERTIBLE.

Carlos Celestino Ambroggi | 0
Julio Sosa yo quería una DUCATTI,y termine comprando una ISO150,hermosa.si compraba la moto me quedaba sin garante.la tuve del 60al 73.

Pablo Luciano Caldarella | 7
Un abrazo grande para los Gileristas, y para vos Roni. Me gusto mucho la nota.. mi abuelo y mi padre le dieron muchos exitos a la marca en el plano deportivo nacional e internacional.. Gilera al 100%

Agus Agnetti | 5
Muy emotiva la nota. Mi abuelo Francisco tenía un taller en Carlos Spegazzini, donde se fabricaban muchísimas piezas para Gilera, cuando era una verdadera fábrica. Luego siguió mi tío Eduardo muchos años más siendo proveedor hasta que se convirtió en una mera ensambladora de motos chinas. Todos los vecinos de mi abuelo y muchísima gente de Spegazzini habían trabajado toda su vida en Gilera y la habían convertido en una gran industria. Gracias por los recuerdos.

Jorge Luis Olaizola | 5
Cuando la moto es pasión…..todas te atraen !!!! . Tuve la suerte de tener que comenzar a usar moto a los 15 años casi por obligación porque vivía en el campo e iba a una escuela técnica de doble escolaridad en los años 60 en Madariaga. Hoy sigo disfrutando del paseo diario si las actividades lo permiten o del fin de semana con una vulcan 750 y una transalp 650 y de vez en cuando de algún viaje largo con esta ultima con amigos o con mis hijos. Tambien tengo una vieja Crawdet en proceso de restauración….. he tenido varias mas aunque nunca tuve oportunidad de tener una gilera, pero sin duda cada una tiene su encanto y viajar en moto crea un clima especial. Un abrazo a todos los que comparten esta pasión y para los que no lo entienden, viajar en moto no es llegar …..es viajar!!!!!!, el disfrute se inicia con la puesta en marcha de la moto.

Diego Gabriel Sampellegrini | 0
aguanten las motos pero personalmente zanella gillera no me va

Ezequiel Campelo | 4
Increible! Tengo mi Giubileo del 63 hace un año en el fondo de mi casa, la compré desarmada sin saber absolutamente nada de motos, de a poquito fui aprendiendo, ensuciandome las manos… y cada dia aprendo algo nuevo. No hay mejor sentimiento que tomar algo que no se supo valorar, y darle vida una vez mas, un proposito. Luego de todo ese cariño, tiempo y esfuerzo que le pusiste, agradecida, ella te lo devuelve con la posibilidad de nuevas experiencias, y de conocer personas que comparten tu misma pasion. Esa moto fue y es mi catarsis siempre que tengo algun conflicto. Agradezco mucho a la comunidad que hizo abrir los ojos y ver que la mejor opcion al tener un vehiculo es conocerlo y cuidarlo como si fuera un ser querido. Saludos

Alberto Gimenez | 4
Estimado , me hizo llegar esta historia un amigo que participo del reciente Rally que organice una ves mas en Mendoza , cada año que transcurre digo que es el ultimo que sigo como presidente del Club donde hago de secretario, tesorero , cadete, etc, etc, pero siempre continuo porque siento que si abandono termino dandole la razon a los que jamas organizan nada y critican , por lo tanto te invito a que retomes tu actividad y con mas fuerzas que antes puesto que siempre hay gente que te critique pero tambien siempre hay alguno que te elogio lo realizado , yo siempre me quedo con esto ultimo y sigo para adelante. Un abrazo

Leo Boulin | 1
Alberto los penales se los pierden los que lo patean, hay muchos que nunca van a patear uno ! abrazos

Kronopios Bar Eventos Rama | 3
Excelente. y mas si tenes moto. La sensaciones son únicas.

Diego Martinez | 3
Saludos desde Mar del Plata otro feliz propietario de una Sport 150 mismo modelo que la tuya, si me pongo a pensar, no encuentro una explicacion logica de como llego a mi , no se si yo la encontre o ella me busco , pero a veces la miro y simplemente no puedo creer que es mia.

Walter Fernandez | 3
Muy lindo relato, los que participamos de las salidas sabemos todo lo que hiciste, respetamos tu decisión y esperamos con muchas ganas volver a rodar juntos.

Raul Antivero | 0
Muy buen comentario Walter, coincido en tu apreciación. Abrazo Rangu.

Pedro Osmar Tello | 3
uff!!, en algun momento me tembló la pera, felicitaciones!

Pedro Osmar Tello | 2
:) lo rescató el amigo perti.

Fernando Mario Gastiarena | 2
Gracias Gustavo, espectacular la nota, muchos recuerdos de mi 150 SS

Fernando Mario Gastiarena | 1
genial Osmar, ya lo baje para el miercoles, merece ser difundido!!!

Fernando Mario Gastiarena | 1
ya deje mi comentario, no lo subi aca para poder leerlo el miercoles, entra y leelo que seguro te va a gustar

Pedro Osmar Tello | 1
lo leí hermanito, un gran abrazo!!

Carlos Cometto | 3
que bueno, se que carlos y poio son muy buenas personas, antes frecuentaba una pajina de gileras y siempre nos escribiamos e intercambiavamos ideas de como mejorarlas, suerte y saludos a los muchachos.

Horacio Byrne | 2
Gratos recuerdos, para mi esposa y para mi, teníamos una 200 GT, la llevamos a Bariloche en el tren y alla recorrimos todo, a Cosquin también la llevamos y fuimos andando a Mar de Ajo, ahora fuera del país, Carteret N.J. ya veteranos seguimos recordando esos días y admirando las grandes motos de aca, segui asi es HERMOSO

Fafo Bootleg Fernande | 2
Roni , lo que ves en la foto es lo que quedo de aquel Fabian de Motorcycle Depot en los 90. Una alegria leer to nota y saber que no te olvidaste de la menos loca de tus aventuras : Key West en Shadow . Al final la travesia hasta Argentina no la hice en Transalp… la hice en 4 x 4 ( fui cagon , no ? ) pero igual valio la pena… Te mando un abrazo desde el Puente de las 7 millas… me estoy yendo hasta Hogs Breath en Key West a matar el sabado , y te escribo por Ipad desde mi VW con wi fi , …. justo me acaba de pasar una hilera de Harley’s… me acuerdo , y me dan ganas de llorar … Creo que voy a ir a Argentina a comprarme una Gilera y rescatar lo que me queda de sensibilidad … Ride Safe !!!!

Antonio Manuel Sanchez | 0
MUY BUENO EL RELATO,SOBRE ESTA NOBLE MOTO,GUILERA YA QUE YO E TENIDO UNA MDELO 57,NO ME OLVIDARE JAMAS DE ESA MOTOESTUBO EN MI PODER 5 AÑOS,

Hector Fainstein | 2
muy bueno el artículo, Bandini. Muy creativo, llega a todos aquellos que tuvimos experiencias semejantes alguna vez en nuestras historias,

Quique de LaCremona | 2
Muy buena la nota Sebas, felicitaciones. Pero me hubiese gustado una mención, aunque sin nombrarme, que la nota con el GARAGE TV fui yo quien la consiguió.

Leo Ma | 0
Quique nuestro RRPP todo el credito por esa nota siempre fue tuyo

Miguel Enrique | 0
tenes razon amigo

Fabian Benitez | 0
y bueno todo no se puede acordar el SENSEI !!!!!!!!!!

Alejandro Auffenfeld | 2
Hace 41 años me compre la primera moto, una Puma 98 con cambio en el tanque, luego Alpino 75…para después comprar el sueño de aquella época..mi primer Gilera, una 150 ss del 57..me llevó a casi todos lados pero no siempre me trajo..pero era eso, así era!!..Luego la 200 sping country y la 300 que me hizo llorar el día que la vendí..Nunca dejé de tener moto y ahora, cerca de los 55, las disfruto como hace 41 años. Nadie que no haya tenido moto, entiende la pasión que generan y tampoco uno las puede explicar, pero entrar en este mundo es no salir nunca más…téngase o no moto por las circunstancias que sea. Salud MOTOCICLISTAS !!!!!!!

Eduardo Lencina | 2
Viejo, parece que encontré el hermano que nunca tuve! fui obligado a abandonar la Argentina en la época de la represión militar. Nunca mas paré de andar en moto despues de un millón de kms en Honda y Yamaha xt 600. Aqui no tengo a nadie para compartir la sana locura de los fierros viejos, aunque en Córdoba me esperan pacientemente un escarabajo 1951 y una siambretta ld 1960 para restaurar, es mi sueño del pibe, poder encontrar tiempo para hacerlo en este mundo envenenado. Saludos desde Fortaleza, Brasil.

Edgardo Maffía | 2
Le decían “Huevo” por la forma del cárter, no del tanque. Hace poco uno de los popes de las motos antiguas, adquirió el depósito de una casa de repuestos, con tres camiones de piezas para estas motos. Así que hay para tirar al techo. Empecé coleccionando motos inglesas y hace poco me largué a las nacionales. Tengo una Puma 1a serie y una Siambretta 125. Ambas de exhibición. El problema que tenemos con estas motos, es la falta de seguro. Uno las saca cada tanto, pero hay que pagar un seguro anual para cada una de ellas. En otros países, existe el seguro para coleccionistas, que cubre la moto que uno usa en ese momento. Me gustó la nota.

Charly Ibanez | 1
la gilera toda una historia; fue la moto mas hermosa de mi juventud, no tenia para comprarla, pero difutaba verla … cuando veia una andando o parada en algun lugar siempre le dedicaba unos minutos

Domingo Palasciano | 1
otro sí digo: GASTON DIDONATO , restaura, accesorios, artesano , en side-cars, etc, antiguas, clásicas, compra venta,…. TIPAZOOOO…. En zona de rotonda Ruta 8 y marquez(Av triunvirato al lado de rectificadora Iron Metals)cel 1567965607.Es muy conocido y apreciado en el ambiente de los moteros,

Maria Porto | 1
MI NOMBRE ES LALO PORTO Y VIVO EN USA HACE 50 ANOS , EN ARG VIVIA EN BAIRES MATADEROS Y EN EL ANIO 55 COMPRE UNA GILERA 150 CC Y CON ELLA CORRI UNA CARRERA EN EL AUTODROMO A GALVES LA CARRERA SE LLAMABA TURISMO B AIRES FUE MI PRIMERA MOTO ERA UNA MAQUINA BUENISIMA Y FIEL Y ERA ITALIANA ESTA NOTA ME TRAE RECUERDOS MARAVILLOSOS RECUERDO QUE LEVANTABA MINAS COMO LOCO CON MI MOTO

Teresa Moine Pasini | 0
Lalo querido que hablas si todavía seguia levantando minas!

Maria Porto | 0
Tere ,no le des manija,k parece k nunca tubo abuela ,ja ja !!!!!!!!!!

Andres E E Barre | 1
exelente.

Jose Carlos Fernandez | 1
Baldini tengo una R100 -7 bmw del 78 y te entiendo sos un groso y lo mas importante sos libre

Lili Liliana | 1
Mi padre amaba las motos y aún conservamos una Aer macchi 1962 y una Dkv. Leer estos relatos es como escucharlo a el.

Daniel Alvarez | 1
muy linda nota …suele suceder!!!!

Mathews Cabot | 1
saludos desde Rada Tilly – Chubut – Patagonia………Estoy restaurando una Gilera 300 nacional….la recibi toda desarmada, todavia no la escuche ….recorro cuevas por internet y todo lo que ya sabemos……tengo otras motos, pero esta va a ser “LA” moto……excellente nota y muy bueno tu blog, saque mucha informacion. saludos!

Oro Azul | 1
”GILERA Y TORINO” UN SOLO CORAZON FIERROS ARGENTINOS!!!!!!!!!!!!!!!

Jorge Oliva | 1
Tengo una Gilera 150 Sport 1954, la restaure toda , si la quieres verla mírala en mi Facebook , esta muy buen

Fernando Mario Gastiarena | 1
Cuantos recuerdo, mi primer moto fue una Gilera 150 Super Sport, todavia la extraño, depues de muchos años mi vuelta a las mtos también fue con la misma marca, si bien ya no eran fabricadas en Argentina fue Gilera y los hermanos Tello con su viaje al Machu Pichu, que me devolvieron a las rutas y la pasión por las dos ruedas, como dice al final el articulo, cuando regreso a casa después de andar en mi moto por la ruta, pienso, porque perdí tanto tiempo….

Nicolas Scapa | 1
Que flash, cuanto tiempo paso… Cuanta gente conoci con la Gilera, gente que hoy en dia son AMIGOS. Sebas te mando un fuerte abrazo!!

Pato Repetto | 1
VAMOS GILERA CARAJO!!!!! Si me habra hecho renegar…pero tambien me ha llevado a los rincones mas lejanos.

Esperanza Parker-Guerrini | 1
Me hizo recordar de mi SuperSport modelo 1958. El unico problema era el resorte de la patada de arranque, el cual si se rompia habia que desmontar todo el motor. Despues vino la 300.

Domingo Palasciano | 0
Si alguien tiene problemas con una 150 contactarse con ADRIAN LOVIZIO de coronas modificadas y ar.linkedin.com/pub/adrian-lovizio/40/26a/774. CAPO TOTAL en gileras¡¡¡¡¡¡ las arma y desarma con los ojos cerrados. Vive por Gral Paz y Crovara. aDEMÁS DE excelente profesional es un gran tipo….recomendado¡¡¡

DanielyMary DT | 0
Que linda nota. BRAVO. Hicimos grandes cosas en el pasado. Quizas y hojala volvamos a hacerlas.

Jorge Lupi | 0
SIN PALABRAS ESTA NOTA, SE ME HUMEDECEN LOS OJOS, SE PIANTA UN LAGRIMÓN. TUVE UNA IGUAL COLOR NEGRA, MOTOR COMPLICADO PARA ARREGLAR, SOLO HABÍA UN MECÁNICO DE GRAN EDAD QUE LA PONIA A PUNTO EN EL FONDO DE SU CASA. NO TENGO UNA FOTO JUNTO A ELLA…. LA AÑORO…… TODAVIA TENGO LA CAMPERA DE CUERO CON LA QUE MONTABA LA HUEVO 150.-

Gabriel Alejandro Mnz | 0
jajja eso no se repetira jamas, la gilera de ahora, zanella, motomel, y toda la basura con motor de minipimer que se vende ahora al mismo precio que una bicicleta, olvidate que funcione una decada despues… y bueno mas del modelo Nac$Pop

Mariano Amidolare | 0
me trajo recuerdos, de pararme horas mirando gileras y zanelas, entrar a acaricarlas en una agencia de av la plata cerca de la cancha de san lorenzo, mirarlas pensar como modificarlas, mi sueño era tener una hacerla chopera como la de busco mi destino, salvando las distancias obvio, que bueno recuerdos amigo gracias

Adrian Fornero | 0
Roni te cuento que en el año 1989 con mis 19 años y loco por los fierros tenia una Suzuki 125 y la cambie por una Gillera 300 (La chancha) como le decian pero toda desmontada y adentro de un cajon de manzanas , hasta encontre los dos pistones dentro de un tacho de basura de metales donde compre la moto , para finlizar la moto la termine transformando en una enduro parecida a las XR600 de la epoca , la tuve unos meses y se la vendi a un amigo que por lo menos la pinto ….saludos

Miguel Zanolla | 0
Muy buena historia, sobre todo para los que alguna vez fuimos fanaticos de las motos, inclusive hoy. Lo unico que hay que corregir a Roni Bandini es que esa moto que es una Gilera 150 4T no se fabricó en la Argentina.

Carlos Jose Fernandez | 0
Roni Bandini: Me hiciste llorar:Dios te bendiga por el recuerdo y por la nota. Volvi a mis 19 años cuando me compre la Gilera 150 Supersport cero klm. Me costo sudor y trabajo, Yo era cadete en un estudio juridico y estuve un año y medio pagandola. Cuantas satisfaciones me dio (ademas de tremendos palos que casi me cuestan la vida) Nunca olvidare el sonido de la gilera 150. la vendi cuando fallecio mi viejo a los tres años y mi viejita quedaba rezando cuando salia, la vendi por ella, Dios sabe donde estara mi gilerita …Seguramente en el cielo de las motos. Alli espero encontrarla algun dia.

Luis Diaz | 0
Carlitooooooooosssssss…. sos ÚNICO!!! Dios te bendiga. Te mando un fuerte abrazo. Tb. para Nani-

Chelinov Cheli | 0
tuve una…..

Raúl Bonillo | 0
Qué lindos recuerdos qué me traes con todo lo qué contaste, de pibe, mi primera moto era una Gilera 150 Super Sport, luego una Gilera 200 y finalmente la inolvidable 300 Bicilindrica, inolvidables momentos fueron los pasados con esas motos !!

Jorge Prato | 0
Que lindo recuerdo de una moto tan fiel !!!!!

Eduardo Martin Zeballos | 0

https://www.facebook.com/pages/Martin-zeballos-fotografia/1556985667773759?ref=hl

Pablo Julio Ramirez | 0
De una Gilera que me traiga lindos recuerdos y preservar lo bueno de aquellos tiempos, a “añorar” aquella “imagen” de país… bueh

Carlos Uthurry | 0
Muy buen relato Roni Bandini, y de gran emotividad. Mi pasión son los coches viejos, los clásicos, y aunque no son motos, también renuevan la esencia de nuestro ser. Tengo una cupé Chevy del 71, y el peregrinaje por mecánicos (casi todos no quieren estos autos) y la búsqueda de repuestos originales es largo, pero vale la pena. Cuando vamos a la calle o la ruta sólo el ruido del motor te hace sentir más vivo y como un pibe con juguete nuevo. Felicitaciones y seguí disfrutando de la Gilera.

Eduardo Juan Serrot | 0
Por los años 60 varios amigotes del barrio se compraron la Honda 50, en Vaifromeo. Como el manual era muy sencillo, me pidieron que mandara una carta a Honda en Japón. Llegó por correo un paquete con dos manuales impresionantes, a tal punto que el importador no los tenía. Con un amigo que era mecánico desarmábamos las motos y aprendí a ajustar el punto, desarmar el carburador etc. Muchos años más tarde, como gerente de la firma checa Skoda importé la JAWA y el Jefe de Ventas de la División Motos Sr. Paolini había trabajado en Gilera y era un fanático de esas motos, siempre le salía Gilera de su corazón.

Edgar Daniel Jaramillo | 0
que buena nota¡¡¡ creci en el tanque de una sach/ferrari. me queme la pata mas de una vez con el caño de escape. anduve en una gilera, se sentia repoderosa y mis viejos compartieron viajes en caminos intransitables con amigos con gilera. una joya las motos…

Julio Sosa | 0
MUY LINDO E COMENTARIO SOBRE LA GILERA, NUNCA L PUDE COMPRAR , PERO POCEIA UN ISO 150 , M SENTIA E REY D L RUTA HOY A MIS 68 PIRULO ME SIENTO MA SEGURO EN M MOSTANG 94 CONVERTIBLES, PARA M E COMO UNA MOTO D CUATRO RUEDAS

Marisa Latorre | 0
TRANSCRIBO LO CONTADO POR MI ABUELO Y OTROS AMIGOS DE ÉL.Cuando apareció la Gilera en la Argentina, los primeros en comprarla eran los italianos o hijos de italianos ya grandecitos, una de las características de estos motociclista era : ir echado sobre el manubrio cortito con la cola paradita y el corte de pelo a la romana, mientras la moto iba haciendo paf paf paf, nunca sirvió ni para correr contra una bicicleta, pero los tanos se creían manejar una BMW.

Marisa Latorre | 0
miren al de la foto, es el auténtico “tanito cheto” que comentaba mi abuelo.

Jorge Felices | 0
Que linda nota!! Contagiosa de buenísima onda. Te felicito

Tomas Morali | 0
Hace más de 25 años compré una “huevo” igualita, desarmada, en un cajón. Y la hice entera nueva. Nunca fallaba en el arranque: Una patada y runrunrunrun. La cambié pelo a pelo (tma y daca) por un camión Ford 1947 destruido. También lo hice nuevo. Me llevó un año y medio reconstruirlo (chapa, pintura, tapizados, motor, diferencial, gomas, cables, batería, etc.) También compré en un cajón una Gilera B 300. No servía nada, pero servía todo. También el trabajo de hormiga: motor, chapa, pintura, batería, llantas, cubiertas, tapizados, escapes (tenía dos, era bicilindrica). Les juro que a la 300 le cromé los 80 rayos, niples, tuercas, tuerquitas, copas de los amortiguadores, y todo lo que no llegan a imaginarse. Fue un gusto hacerlo. Es un hobby. Días y/o noches enteras y más tiempo que dinero gastados. Pero tengo muchas anécdotas para contar.

Ana Domeni | 0
Tengo una que herede. Una 125. Intacta. Implecable. No esta oxidada. Modelo 55. Mil historias con mi papá. CON PAPELES!!!!. jajaja. Es increiible el sonido que tiene. Ya no hay de esas. A mi papá todo el mundo lo paraba por esa moto. Iba a buscar a sus nietas a la escula.

Jorge Arnone | 0
Marca gloriosa Gilera ganó 6 campeonatos mundiales de 500 cm3 en 8 años y luego se retiró de la competición. En el 2008 ganó con el malogrado Marco Simoncelli el campeonato mundial de 250cm3

Gaston Torres | 0
espectacular, tengo una 150 mod 58 !!!

Carlos Alvarez | 0
Adrian lovizio, conmovedor tus palabras, mis felicitaciones.carlos alvarez

Claudio Prieto | 0
Nunca ví nada parecido. He leído unos 50 comentarios y no encontré ninguno de corte político, ni insultos, ni barbaridades; solo motos antiguas y recuerdos. ¿Qué pasó?

Roberto Inyeccion | 0
Que bueno comentario, y buenos recuerdos.

Rodolfo Zubiaurre | 0
A LOS 13 AÑOS TUVE MI PRIMERA GILERA SPORT, ME CANSE DE USARLA Y LUEGO ME COMPRÉ LA SUPERSPORT Y TAMBIEN LO QUE HE ANDADO TANTO EN MAR DEL PLATA COMO EN CORDOBA FUE IMPRESIONANTE Y NUNCA ME DIVERTI TANTO NI TUVE OTRAS MOTOS QUE ME HUBIERAN DADO TAN BUEN RESULTADO. LA VERDAD QUE ERAN UNICAS.

Rodolfo Zubiaurre | 0
ME OLVIDABA, Y BUENO TENGO 74 AÑOS, TAMBIEN TUVE UNA 300 BICILINDRICA CON LA QUE ME FUI DESDE CORDOBA HASTA SAN LORENZO EN SALTA. VIENTO LLUVIA SOL Y TIERRA PERO QUIEN ME QUITABA LO BAILADO A LOS 25 AÑOS.

Cardo Ientile | 0
Tube en Mar del Plata una Gilera 200 hace unos pocos de años, andubo bien un mes despues fue toda una odisea lo que pase, desde esperar una pieza que la tornearan mas de un año a luego hacer el motor y que el “mecanico” decirme que no podia cerrar el motor juasss y para esto habia roto ya un par de juntas, de terror!!!

Claudio Parato | 0
Lindisimo texto muy bien escrito. Yo tambien tuve Gilera, mi primer moto de verdad, como yo creia, 0 Km casi prototipo SP70, en el año 69, comprada al “Viejo Speranza” de La Plata, el hijo,Romulo con el tiempo fue mi piloto, con Zanella 200, en tierra.Mi primer moto, y la primera que “Prepare” fue una Tehuelche, de las que tengo restos que “Debo armar” Pero la Gilerita 215, era en la que podia ir a cualquier parte. Nunca voli a er una como esa,con el tanque chico, y los reloges en el faro. Con los caminos de los 70, pobre, y yo que era Peter Fonda,con las modificaciones de la epoca.Todos tenemos en el corazon una nacional de aquella epoca, yo viajaba desde Magdalena a Baires a comprar repuestos y GUIRAL, personalmente me regalo ej¡l cortavientos de Tehuelche para el guardabarros delantero, antes de cambiar de dueño, y terminar una epoca.

A 3 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

Un comentario

sep 29 2014

El incendiario de Gileras se calza los tacos

Publicado por en 1. Anuncios

Sarkany

¿Se acuerdan del muchacho que incendiaba las Gileras en el corto de Herencia Argentina? Bueno, ahora se calza los tacos de mujer en un comercial de Ricky Sarkany.

 

A 2 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

9 comentarios

sep 29 2014

La Gilera 200 Gran Turismo de Sebastian (Salta)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe Sebastian para contarnos sobre su Gilera 200 Gran Turismo

Hace 2 meses publique un aviso en Facebook buscando motos viejas y me ofrecieron una Gilera Macho, fui a verla y la compre ..luego revise el numero de cuadro y motor y me di que es una Gran Turismo ya que comienza con 77.
Anda y no anda, ahora la esta por ver mi mecanico porque aparentemente tiene problemas de carburación.

Ya lleve a pintar un tanque que tenia y cromar manubrio.

Por cualquier contacto pueden escribirle a ing.sevazar@gmail.com



A 5 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

2 comentarios

sep 23 2014

La Gilera Macho Café Racer de Alberto (Corrientes)

Publicado por en 3. Fotos

Nos escribe alberto para contarnos sobre su Gilera Macho

La tengo hace 22 años es modelo 1974. Es una Cafe Racer.  La cambio siempre. saludos.

Por cualquier contacto pueden escribirle a meana-alberto@hotmail.com



A 12 Gileristas les parecio muy bueno.

Muy bueno 

Un comentario

Sig »